El sueño de una huerta en el cole

195

Las clases de segundo y tercero se embarcaron en un proyecto que promete mucho.

Estudiando las partes de las plantas y su evolución, las niñas hicieron sus propios germinadores de porotos y lentejas. Así aprendieron sobre los cuidados que los seres vegetales necesitan para crecer fuertes.

Parece que la lección fue muy bien aprendida porque los germinadores crecieron tan vigorosos que la semana pasada hubo que trasplantarlos al jardín del colegio para que pudieran seguir creciendo y a futuro dar sus frutos.

El entusiasmo de las niñas y las maestras es tal que ya sueñan con tener una huerta en Los Rosales.  Y todo parece indicar que las niñas de segundo y tercero plantaron las primeras semillas.

 

Dejar respuesta